Primer viaje

No es aconsejable que pase tanto tiempo sin escribir. Eso dicen los escritores experimentados. Pero, mis nuevas amigas, las costureras de patchwork, dicen que a veces la vida se interpone y hay que dejarse llevar por la corriente. Me gustan mis nuevas amigas!

Este mes inauguramos formalmente la casa rodante, motorhome, colectivo, La Chaquira según mi bautismo, el OH ( dígase O hache) de Bariloche según su creador Gusti…

image

Invitamos a Belén, una amiga de Cata;  mi mamá ;subimos a Lila, la perra mimada de la casa y nos fuimos a Copahue.

image

Para mí Copahue significaba: lugar de viejos. Aburrido.Cero imágenes. Mucho olor. Cocoon, la película. Fuente de la juventud.

Viajamos con un día hermoso, otoñal y espléndido, aunque con mucho viento, según el conductor.

Es aconsejable hacerlo de día y ver La Rinconada y todo el trayecto hasta Zapala. Es agreste,colorido, variado y muy entretenido.

Cargamos gas-oil en Zapala y aunque eran casi las 7 de la tarde, decidimos seguir hasta Caviahue. Por lo tanto lo hicimos de noche y no pudimos ver el paisaje ni su geografía.

En Loncopue, nos recibió el típico olor a azufre, que  no nos abandona hasta  ahora, por lo menos a la ropa que llevamos.

Llegamos a Caviahue a las 10.30 de la noche, con una lluvia torrencial y helada, que temimos se convirtiera en nieve. Tardamos casi una hora en encontrar un lugar plano, para que la heladera funcione bien. Comimos unos tostados y a dormir.

Lo mejor del OH (nobleza obliga, hay que respetar al creador)? La calefacción!! Excelente, jamás nos abandonó. No puedo decir lo mismo del termotanque, que se puso caprichoso y según soplara el viento, se apagaba. Tampoco puedo decir lo mismo del perro microondas que calentaba dos tazas de café y a la tercera tildaba hasta nuevo aviso. Sin querer ser quejosa, voy a incluir una de las hornallas, que se negaba a prender como su amiga, eléctricamente, y cada vez me forzaba a soltar todo y buscar los fósforos, obligándome a largar coloridos, largos y creativos insultos. No entendió nunca que la única malcriada arriba de ese vehículo soy yo!

Llegamos a Copahue en medio de una tormenta invernal, con viento y nieve incluídos. Nada amigable. Lo más gracioso, por decir algo positivo, es que somos todos patagónicos de pura cepa y experimentados. Pero no llevamos abrigo adecuado. Yo llevé un sacón abrigado pero de tela, cero protección para la lluvia; Cata, Belén y mi mamá llevaron unas camperas finitas. Sólo el hombre de la casa llevó varias camperas que puso a disposición de las damas en apuros. Sin dejar de comentar nuestro yerro. A cada rato.

image

Luego de ser revisados por médicos jóvenes y amigables, fuimos a comprar baños.

Hay para elegir inmersión, hidromasaje, hidropulsión, fangoterapia, vapor, inhalaciones. También hay opciones de aguas: verdes, sulfurosas, ferruginosas. Se pueden hacer en las instalaciones centrales o en las casitas amarillas que hay afuera. Hay una laguna con agua verde, gratuita pero cerrada por mal tiempo. También está la Laguna del Chancho, que mi suegro adora y que yo no me metería ni perdiendo una apuesta. Lo mejor es que había un 30% de descuento en casi todos los baños. Y no me quiero olvidar de la Laguna de los Callos, en la que no metí los pies por temor a llevarme un callo ajeno.

image

Los días fueron muy variados y así como vimos nevar, también pudimos salir a caminar por las laderas con sol y sin viento.

image

Tratamos de llegar al hito entre Argentina y Chile, pero era más lejos de lo que pensábamos y nos volvimos a mitad de camino. Ese paseo es muy recomendable para hacer. Con buenas zapatillas y abrigo adecuado.

image

Es impresionante caminar por ese lugar donde salen fumarolas o el agua burbujea.

image

Imposible para mí dejar de pensar que si al volcán se le canta despedir un gas, terminamos de cabeza en China. Porque es sólo la soberbia del ser humano ir a un lugar así pensando que nada va a pasar. Creo que eso me tuvo más ansiosa de lo que demostré.

En mi infancia tuve dos sobrenombres puestos por mi papá. El primero fue Sucita, por suerte duró poco y fue durante la etapa que no me quería ir a bañar, por supuesto era por sucia…

El segundo duró bastante más. Cristinita. No equivocarse! Era por Onassis. Siempre me cargaba por querer que me viniera a buscar un helicóptero a Pilca, así no tenía que sufrir el viaje hasta Bariloche por el ripio y las curvas que inevitablemente me hacían descomponer.

Esto viene a cuento porque el baño que más me gustó y lamentablemente descubrí tarde fue el ANTIESTRES.

Comenzás con quince minutos de hidromasaje con agua verde, luego elegís el aroma para el vapor, jazmín en mi caso, y estás  ahí durante cinco minutos. Luego descansás en una reposera, mientras te traen agua y/ o un tecito. Después pasás a la ducha escosesa con agua caliente, luego un golpe de ducha finlandesa fría y por fin llegás a la camilla donde te hacen 45 minutos de masajes. Per- fec-to!!

La parte de hidromasaje y vapor me tocó compartirla con una señora grande, le calculé 75/76 años , que estaba indignada porque no le habían avisado que había que llevar malla y se metió en bombacha y corpiño. ROJOS. DE SATÉN. CON ENCAJES!!

Cuando charlamos en el vapor me dijo que hacían 15 años que venía a Copahue y que tenía OCHENTA Y DOS años!!! Parece que estas Termas SI funcionan!!!

La última noche hubo un viento tan fuerte, que me desperté varias veces pensando que nos volábamos. Ese fue el broche de oro para estar requete contenta de volver a casa.

Caviahue es hermoso. Las fotos no le hacen justicia. Es para pintarlo con técnica Naif.

image

La vuelta hasta  Loncopue es impresionante, tiene una bajada tan constante y empinada que gracias a Dios no me di cuenta cuando subíamos porque hubiera sufrido. El Cajón del Hualcupén es precioso.

Cenamos y dormimos en Zapala. Desayunamos en el Cerrito Piñón. Almorzamos en el Anfiteatro y a las 2 y media de la tarde llegamos de vuelta a casa!!!

CONCLUSIONES: 1) Hay que modificar el termotanque.

2) Hay que cambiar el microondas antes de que se venza la garantía.

3) Hay que llevar abrigo y calzado adecuado.

4) El olor no es tan grave. Te acostumbrás. Casi.

5) No es un lugar de viejos. Hay que ir mientras se es joven o medianamente joven y saludable porque es hermoso pasear por los alrededores del lugar.

6) Llevar bastantes pesos porque el baño Antiestres no tiene descuento y es el mejor si no tenés una dolencia en particular.

7) Última en aparecer pero la más importante: La juventud no está en las aguas, sino en usar ropa interior ROJA, DE SATÉN Y ENCAJES, A LOS OCHENTA Y DOS AÑOOOOOSSSS!!!!

7 comentarios sobre “Primer viaje

  1. Bárbaro…Sos una escritora nata–!! F E L I C I T A C I O N E S !!!!! Lo de la “ochentona ¿ en 15 años que iba a Copahue no se enteró que necesitaba malla ?????

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s